¿Cómo conseguir pasto verde?

Obtener pasto verde puede tomar bastante tiempo, pero vale la pena el esfuerzo. Un césped verde puede ser atractivo, y puede proporcionar una atmósfera relajante tanto para la familia como para amigos, incluso puede servir como jardín para que los niños jueguen. El cuidado adecuado para el césped es costoso, especialmente si mantienes atractivo el resto de tu casa. El proceso para obtener pasto verde puede variar dependiendo en el tipo de césped que quieres o en su ubicación geográfica.

 

Pasos
1 Elige una variedad de semillas de pasto que funcionen de la mejor manera en tu patio.

Cada tipo de pasto tiene su propio set de instrucciones basadas en el clima y el ambiente. Algunos tipos de césped prefieren áreas de sombra, mientras que otros funcionan mejor con la luz del sol. Algunas otras variaciones son mejores con el clima cálido y otras con temperaturas bajas.

2 Examina el tipo de tierra que tienes, buscando nitrógeno, fósforo, niveles de PH y otros elementos; esto puedes hacerlo con un kit de prueba de tierra, que te ayudará a determinar el ingrediente que tu suelo necesita para obtener un césped verde.

Tu pasto podría necesitar refuerzos para hacer el suelo más rico. Puedes encontrar los refuerzos necesarios en una tienda local para el cuidado del césped. Proveer suficientes nutrientes al suelo es importante para conseguir pasto verde. Dependiendo de los elementos que la tierra necesita, podrás corregir problemas con los fertilizantes que elijas, los cuales proveen nutrientes durante solo un periodo de tiempo. No necesitas usar químicos venenosos o agresivos para fertilizar el suelo. Los desechos de materia orgánica tienen la habilidad de combatir hierbas malas, insectos y enfermedades, especialmente cuando usas plantas de tallo más duro.

3 Riega tu césped alrededor de la misma hora cada mañana.

Si plantaste semillas nuevas recientemente, asegúrate de regar el pasto todos los días.
La mejor hora del día para regar tu césped es temprano en la mañana. Hay menos posibilidades de que el agua se evapore, y generalmente no hay tanto viento. Regar el pasto cuando hay vientos fuertes puede causar que el pasto se seque antes de que el agua penetre el suelo.
Para un pasto verde, debes regar el césped hasta que el agua penetre por lo menos 15 cms. de profundidad en el suelo.
Debes regar tu césped como parte del cuidado de tu jardín especialmente durante el verano. Incluso habrá días en que tengas que regar tu jardín algunas veces extra para prevenir que tu césped se seque.
El pasto necesita ser regado alrededor de 3 cms. por semana. Grass needs to be watered about one inch per week. Si usas aspersores, puedes colocar una lata en tu jardín y luego ver cuanta agua junta en una hora. Este procedimiento te dará el ritmo por hora del uso de aspersores para regar el césped.

4 Si colocas una taza de amoniaco (fuente de nitrógeno) dentro de una cubeta de cinco galones de agua y una taza de sulfato de magnesio, lo mezclas y lo riegas en todo el césped utilizando una taza, esto hará a tu césped más verde.

El nitrógeno estimula el follaje verde y el sulfato de magnesio hace que el follaje retenga más agua, volviéndolo más grueso y verde. Después de esparcirlo por todo el jardín, riega todo el pasto para que los químicos penetren hasta las raíces. Esta es una forma más barata que los fertilizantes para pasto a base de nitrógeno, y funciona a la perfección en el césped.

5 Debes podar el césped un día después de regarlo.

De esta forma, ayudarás a sanar mejor tu pasto del corte reciente. Esto puede prevenir que las puntas del césped se tornen de color café.

6 Si podas el césped de forma que quede alto, será más duradero contra sequías y heladas.
7 En el verano, el césped podado sirve como abono, de manera que gastas menos en agua.
8 Airea el césped por lo menos una vez en la primavera y otra vez en el otoño para obtener un bonito pasto verde.

Este proceso hace pequeños hoyos en la superficie del césped, permitiendo que el agua, los nutrientes y el aire tengan acceso a las raíces.
La aireación permite un mejor drenaje, lo que reduce las escorrentías (agua estancada que no se absorbe).

9 La mejor manera de prevenir la hierba es plantar más pasto con semillas. El césped grueso ahoga las hierbas feas y previene que éstas crezcan o se extiendan dentro de tu jardín.
Main menu